Palabra de Dios: «Los suyos no lo recibieron. Pero a cuantos lo recibieron les dio poder de ser hijos de Dios»

La tragedia de nuestro mundo -y de nuestras vidas, tantas veces- es que no acogemos a quien es nuestra salvación. Es quien nos revela nuestra naturaleza, lo que somos y a qué estamos llamados. Si fuéramos conscientes de que abrazarlo nos da el poder de ser hijos de Dios…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: